Image20

VENDIMIA 2013
El año se presentó con un invierno relativamente corto y con temperaturas promedio unos grados superiores a la media. No hubo heladas tardías ni viento zonda durante la floración, esto desembocó en una brotación pareja.
El promedio de lluvia fue superior a la media pero esto no presentó inconvenientes con la sanidad de la uva. Fue un año con gran amplitud térmica, lo que posibilitó tener mostos con excelente acidez. Fue un gran año para los merlot, Tempranillo y Malbec, dando vinos frescos y con gran aptitud para la guarda.

VENDIMIA 2012
El año presentó fuertes heladas en invierno, lo que provocó un período de senescencia en las yemas, sumado a esto hubo heladas tardías, lo que provocó una maduración muy despareja.
El verano fue muy cálido y con olas de calor prolongadas, lo que provocó una disminución en el azúcar y en la acidez fija.
El promedio de lluvias se ubicó por debajo de la media y la sanidad de las uvas fue perfecta.
Fue un gran año para variedades de ciclo medio y largo como el Malbec, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, en donde pudieron expresar su potencial aromático y la madurez fue perfecta sin altos contenidos de azúcar en la baya.

VENDIMIA 2011
La primavera llegó con los fríos que despedían el invierno, con un ligero retraso fenológico, una semana promedio en la mayoría de las zonas, lo cual siempre es bueno para las variedades de brotación temprana como Chardonnay, ya que escapar una semana de las primeras heladas tardías que ocurren generalmente la primer semana en Octubre, es importante.
Se presentó cierta heterogeneidad: o bien tuvieron problemas de cuaje y mucho millerandage (caso del Malbec). Afortunadamente no fue un año de granizo abundante, sino más bien de tormentas escasas y con bajo reporte de daños. El verano llegó, manteniéndose el atraso fenológico que se venía experimentando.
El mes de enero de 2011 fue notablemente más fresco que lo normal, especialmente las temperaturas máximas absolutas (alrededor de 2,5 grados centígrados menos). Los vinos presentaron buena acidez y estructura para la capacidad de guarda.

VENDIMIA 2010
La cosecha 2010, presentó características de calidad excepcional. Las condiciones climáticas: primavera fresca y sequedad del medio por la falta de lluvias impactaron favorablemente en la calidad de las uvas. La sanidad fue de excelente a muy buena, la maduración lenta pero pareja, con buen nivel azucarino. Buena amplitud térmica, lo que posibilitó la elaboración de vinos con buena concentración polifenolica y aptitud para la guarda.

VENDIMIA 2009
Fue un año muy cálido, las temperaturas se ubicaron por encima del promedio, no hubo mucha amplitud térmica. Esto derivó en poca concentración de polifenoles, una muy buena madurez tánica y maduración anticipada.
Los vinos se presentaron correctos y con aromas a mermeladas. La expresión del terroir en este año no está tan marcada como en el anterior. Fue un muy buen año para el shiraz y el merlot. Obteniéndose vinos de muy buena calidad y aptitud para guarda.

VENDIMIA 2008

Buen año para la maduración de varietades como Tempranillo, Merlot y Malbec.
Las temperaturas promedios y los valores de precipitación se mantuvieron en los promedios propiciando un ciclo de madurez muy bueno para estas variedas.
Buena sanidad en la uva y se pudo obtener debido a la marcha climática una expresión de terroir casi inigualable. En cuanto a la concentración de los vinos fue muy correcta y con aptitud para la guarda.

VENDIMIA 2007
Buena amplitud térmica, con heladas tempranas durante la floración lo que provocó una baja en el rendimiento. La madurez fue correcta y se obtuvo buena calidad. En general el promedio de precipitaciones fue inferior al promedio.
Buen año para variedades de ciclo largo, mucha fruta y buena estructura en los vinos como cabernet y el Petit Verdot.

VENDIMIA 2006
La sanidad de las uvas ha permitido una calidad excepcional en la mayoría de las regiones. Posiblemente mejor que en años anteriores. Producción y calidad equilibrada. "La cosecha 2006 será inolvidable para esta zona, con vinos de gran tipicidad , color y taninos dulces."
Invierno benigno, mucha nieve y frío, por lo tanto las plantas brotaron con gran vigor. Primavera seca con muy buenas condiciones para la floración y fecundación especialmente en Malbec (80-90% de cuaje).
Verano con temperaturas altas cambiando hacia fines de febrero, calidad excepcional para variedades de ciclo largo. Madurez lenta y pareja asegurando vinos de buen equilibrio. Es importante destacar la acumulación de color y frutas que poseen los vinos tintos de esta cosecha. Malbec gran concentración, estructura, frutos frescos y especias, superiores en calidad.
Syrah vinos de increíble personalidad. Cabernet Sauvignon sorprendente tipicidad varietal y fineza, asegurando indiscutibles vinos de alta gama.
Petit Verdot excelente color, mucha fruta, taninos amables, para producir vinos de gran potencial.

VENDIMIA 2005
Un clima benigno con notable amplitud térmica proporcionó armonía y equilibrio tanto a uvas como vinos. Una excelente cosecha para asegurar la calidad. Una helada tardía cambió los pronósticos productivos y un verano benigno exaltó la calidad natural de esta región. Amplitud térmica la más alta de todas las regiones vinícolas argentinas. Esto diferenció mucho a la viticultura de altura de esta región, donde los vinos nacieron con más expresión varietal y potencialidad de guarda. Posiblemente uno de los varietales más distinguidos en la región sea el Cabernet Sauvignon. Varietal de madurez tardía que encontró el verano largo sin lluvia. Se destaca su alta intensidad colorante y su textura tánica. Algunos Malbec, resultados de un ligero corrimiento en primavera regularon naturalmente su producción por hectárea dando vinos sorprendentes.

VENDIMIA 2004
La marcha climática, a lo largo de toda la vitivinicultura argentina, se presentó benigna, con excelente luminosidad durante todas las estaciones.
Dando lugar a vinos de muy buena calidad. Muy buena añada para vinos de calidad, en una viticultura de altura. Especialmente en variedades como Malbec, Merlot y TempranilloPrimavera y veranos cálidos y secos, con importante números de días con viento zonda. Pero las amplitudes térmicas siempre estuvieron presente, lo que aseguró la concentración de color en las uvas tintas y el perfume en los blancos.

VENDIMIA 2003
Durante los meses de enero y febrero se observaron temperaturas muy altas, una fuerte insolación y gran amplitud térmica, generando valores altos de evapotranspiración. Durante la mayor parte de estos meses el cielo presentó poca nubosidad, con predominio de vientos cálidos y secos.
Durante toda la campaña agrícola se observaron precipitaciones inferiores a las normales, lo que se vio reflejado en la sanidad de los viñedos obteniéndose vinos de excelente calidad y equilibrio con mucha concentración.

VENDIMIA 2002
Considerada la mejor añada de la última década, durante este ciclo, las temperaturas máximas fueron ligeramente inferiores a las normales, como consecuencia del aumento de la nubosidad y disminución de la radiación.
Las precipitaciones fueron superiores a lo normal durante los meses de septiembre, octubre y febrero, los meses de marzo y abril se caracterizaron por ser más secos y cálidos que el registro promedio.

VENDIMIA 2001
Se presentó con buen clima durante todo el ciclo a excepción del mes de abril que se produjeron precipitaciones abundantes retrasando la cosecha. El periodo diciembre-marzo se caracterizó por ser más cálido que la media, tanto en las temperaturas máximas como en las mínimas. La amplitud térmica también fue mayor al promedio, debido a que el ascenso de la temperatura máxima fue superior al de la mínima. Esto trajo aparejado que en algunas variedades se extendiera el tiempo para llegar a la madurez requerida. Las precipitaciones y la humedad relativa de los primeros meses de la temporada fueron inferiores al promedio histórico. A partir de marzo las lluvias superaron los valores promedio de la región, afectando sobre todo las variedades más tardías.

 


BODEGAS Y VIÑEDOS O.FOURNIER 2015 • Política de PrivacidadCondiciones de UsoPolitica de Cookies