En Chile, O. Fournier ha seleccionado dos zonas principales para el desarrollo de sus viñedos y la elaboración de sus vinos. La región de Lo Abarca, donde se ubica nuestra propiedad de 35 has. se encuentra en el Valle de San Antonio, a unos 8 km. del Océano Pacífico. Se encuentra a una altitud de aproximadamente de 150 a 200 metros a nivel del mar. La influencia marina produce temperaturas frescas con máximas y mínimas de 25ºC y 10ºC respectivamente lo que permite producir vinos de excelente aroma, acidez , elegancia y estructura, especialmente adecuados para variedades blancas (Sauvignon Blanc, Riesling) y ciertas variedades tintas (Pinot Noir, Tempranillo).

La climatología es continental moderada por cierta influencia atlántica. La pluviometría es moderada, entre 300 a 400 mm. por año, principalmente en la primavera y el otoño, lo que hace necesaria la irrigación en los meses del verano. El rigor del clima, con las antes mencionadas diferencias térmicas pronunciadas y escasez de lluvias, determina rendimientos de la uva más bien cortos y calidad alta de la uva vendimiada.

En general, los suelos que se pueden encontrar en Lo Abarca son muy variados dada la pronunciada edad geológica de los suelos, con diversas capas de arena, maicillo, arcilla, hierro y granito. La gran mayoría son suelos pobres en materia orgánica lo que facilita la obtención de uvas de calidad.

La región del Maule, donde se ubican varias de las fincas, se encuentra a una altitud de aproximadamente de 300 a 400 metros a nivel del mar. La latitud donde se encuentran estas propiedades produce grandes amplitudes térmicas entre el día y la noche (aproximadamente entre 20ºC a 22ºC de diferencia) lo que permite producir vinos de excelente color, elegancia, acidez natural, estructura y aptos para una crianza en barricas prolongada.

La climatología es continental con variaciones importantes entre el día y la noche y el invierno y verano. La pluviometría es moderada, entre 400 a 600 mm. por año, principalmente en la primavera y el otoño con alguna precipitación esporádica en forma de tormenta durante el verano. El rigor del clima, con las antes mencionadas diferencias térmicas pronunciadas y escasez de lluvias, determina rendimientos de la uva más bien cortos y calidad alta de la uva vendimiada.

En general, los suelos que se pueden encontrar en los viñedos de Maule son múltiples pero predominando los pedregosos, calizos, arenosos y arcillosos, muy similares a los de Ribera del Duero. La gran mayoría son suelos pobres en materia orgánica lo que facilita la obtención de uvas de calidad. Cabe mencionar que es extremadamente difícil encontrar este tipo de suelos en Chile.


BODEGAS Y VIÑEDOS O.FOURNIER 2015 • Política de PrivacidadCondiciones de UsoPolitica de Cookies